Selfie para el Señor: la bienaventuranza del amor fraternal | Concepcionistas Alcalá



Selfie para el Señor: la bienaventuranza del amor fraternal




¡Gustad y ved qué bueno es el Señor! ¡Dichoso el que se acoge a Él!
¡Mirad cuán bueno y delicioso es que los hermanos vivan siempre unidos!


Es la llamada a un mismo camino de seguimiento. Nuestra Santa Regla nos habla de cómo configurar las dimensiones de la persona expresándolas desde el misterio de María.

Nos entregamos unas a otras en el trabajo, en las responsabilidades compartidas y en la vivencia de la fe.
Cada hermana es acogida como un don del Señor, un regalo único que el Señor hace a la Comunidad, donde podrá desplegar plenamente sus aptitudes y cualidades tanto naturales como espirituales.
El don de Dios, el amor de Cristo y la práctica de los consejos evangélicos son vínculos que nos unen a las hermanas, reforzando nuestro carisma concepcionista.